lunes, mayo 15, 2006

UNA LINDA SORPRESA


Habia una vez un nene llamado Francisco, que tenía dos mascotas: Petra, la gata, y Toto, el perro. Una vez, dos días antes del Día del Animal, Francisco tomó un papel y empezó a pintar algo extraño.
Él decía que no miraran su pintura, que era una sorpresa para el Día del Animal.
Se tomó un par de horas pintando, pintando y repintando.
Luego de terminar, Francisco la dejó secar y la guardó hasta el gran día.
Finalmente, llegó el Día del Animal y Francisco mostró su pintura. ¡Era una pintura de "FELIZ DIA"!.
Petra y Toto empezaron a bailar de alegría.
FIN

Aldana Ochotorena - 27 de abril de 2006

1 comentario:

lucianna gerghi! dijo...

aldi, segui escribiendo que yo desde acá voy a leer todo!
un beso grande linda!